Tag Archives: Rototom

Post

Vibrations

Posted on 27 Septiembre, 2011 in Sin categoría by admin

Bienvenidos al blog Vibrations. Un blog más de reggae-blog.net es en el que trataremos de abrir toda ésta cultura del sound system, propiamente dicho, y que parece ser la gran desconocida del mundo del reggae.

Me llamo Iñigo y he nacido en Guadalajara, España. Tengo casi 30 años y he pasado la mayor parte de ellos escuchando sobretodo música reggae. También colecciono discos y he pinchado reggae desde hace unos años como Rootikaly Movement. Muchos me/nos conoceréis por ello. Eso me llevó a descubrir un mundo del reggae desconocido, el sound system. Primero en una faceta más de dj, pero sin dejar de aprender y descubrir que era realmente eso. La típica imagen que llega de Jamaica de los altavoces y el sound system para mí no solo se quedaba ahí. Había un mundo enorme lejos de mí donde sound systems funcionaban realmente en todos y cada uno de sus “bolos” con toda esa pila de altavoces y poniendo roots reggae, que literalmente, quitaba el hipo.

Mis amigos de la Asociación Cultural Reggae me plantearon la posibilidad de comenzar algo así hace tiempo, pero a veces los proyectos tardan tiempo en cuajar. Me parece interesantísimo abrir todo ésto a todo el público, avisando primero que nosotros no somos expertos en nada, simplemente tenemos algo de experiencia en ello. Aprendices de todo, maestros de nada. Tampoco queremos dejar de recomendar algo de espíritu autodidacta. Por nuestra experiencia hemos descubierto que esto del sound system es algo quizá muy romántico pero a la vez muy duro, por lo que todo el mundo no está dispuesto a pasar. No consiste en poner reggae y temazos con mucho sub. Hay que saber de electricidad, de electrónica, de carpintería… hay que ser un poco manitas. Es decir, no vamos a desarrollar la ley de Ohm para explicar porqué es mejor conectar a 4 u 8 Ohmnios ó si conectar los altavoces en serie o paralelo, ni vamos a analizar espectros de preamplificadoreso tipos de madera en profundidad. Esperamos ser de ayuda en algunas cosas concretas que iremos destripando poco a poco, para que cada uno aprenda. Hay mucho que aprender.

Para los que nos gusta, ir a escuchar musica reggae a un sound system es como una recarga de energía, la música se te mete dentro del cuerpo. El mensaje positivo de la música rastafari es algo increíble que compartir con la gente, y que mejor forma de hacerlo que bailando, gozando. El roots reggae y el dub ha permanecido más fiel a este formato, y por ello, el rastafarismo. Mientras el dancehall hace más guiños al mainstream, y el ska permanece vivo gracias a la gran cantidad de bandas que hoy en día lo hacen realidad, más que sound systems especializados. Escuchar ciertos temas dub sin graves puede llegar a aburrirme hasta a mí. Creo que ésa es una de las razones. En las sesiones de los sound systems se crea algo especial con la vibración del subgrave, que a muchos nos engancha. Creo que muchos ya sabéis a lo que me refiero.

Fiestas que eran una locura hace 5 años, empiezan a ser realidad hoy en día. Ciudades donde no había sound systems, ahora los hay. Por ello, y sin decirle a nadie lo que tiene que hacer, destriparemos un poco todo ésto, como hemos dicho antes. Creemos que hay mucha gente con ganas de aprender.

Vais a tener que soportar nuestra subjetividad, desde la cual, vemos como Dub Station en el Rototom ha hecho una gran labor en enganchar a mucho público en general del reggae dancehall, al dub, al sound system. Así que en nuestra segunda entrada haremos un pequeño resumen de lo que allí ha pasado, porque para una escena casi yerma hace 5 años, tener en un año (dos veranos) “de repente” gente como Jah Shaka, Aba Shanti, Iration Steppas, Jah Observer, Bush Chemist, On-U, Blackboard Jungle, Ital Sounds, O.B.F, Dubkasm, Channel One… es algo digno de reseñar.

No seremos los únicos a los que podréis leer por aquí, esperamos contar con la sabiduría y la experiencia de la gente de la escena e incluso alguien de fuera nos eche un cable.

Así que muchas gracias a todos los que leéis y a la ACR por este huequecito.

Seguimos por aquí.